2 de mayo de 2006

El día del trabajo

Ayer fue 1 de mayo, día del trabajador. En este día se recuerda a los Mártires de Chicago: un grupo de trabajadores de EEUU que en 1884 demandaron la jornada laboral de 8 horas. En una de sus manifestaciones, la policía abrió fuego contra los manifestantes matando a algunos de ellos.

En España, ha habido manifestaciones, como siempre, pero con escasa participación. Pero, ¿qué querrán? ¿Cómo van a ir los españoles a una manifestación por sus derechos, si tienen un puente y pueden irse a la playa? Ni que esto fuera Francia.
Aquí la gente demanda otras cosas. Por ejemplo, pueden hacer cola dos días para conseguir una entrada para la final de la Champions. O los jóvenes se quejan porque no pueden hacer botellón en las calles, y hacen quedadas por móvil. En Granada, por ejemplo, directamente les dejan un descampado en las afueras y así no molestan. Pero de cara a defender los derechos laborales, somos unos cagados.
¿Que te pagan 800 euros al mes?, es que "es lo que pagan en todos los sitios". ¿Te tienes que quedar hasta las 11 sin cobrar horas extras?, es que es lo normal en las consultoras...

En EEUU, donde el 1 de mayo no es festivo, los inmigrantes hispanos lo han elegido para reivindicar sus derechos. Son una mano de obra barata, que hace los trabajos mal pagados y con peores condiciones, que los estadounidendes (que no americanos) no quieren hacer. En este día pedían que ningún hispano fuera a trabajar. Es como la película Un día sin mejicanos, que trataba el mismo tema.

¿Qué pasaría en España si los inmigrantes hicieran lo mismo? ¿Quién recogería las hortalizas de El Ejido? Ya no sería uno de los municipios más ricos de España. ¿Quién cuidaría de los ancianos, por 600 euros al mes, dedicando 24 horas al día de lunes a sábado? ¿Quién nos pondría las bebidas en los chiringuitos de la playa? ¿Podríamos seguir construyendo casas al mismo ritmo sin la mano de obra inmigrante?

2 comentarios:

baudo dijo...

cada vez que leo tu blog me deprimo...

Perro del desierto dijo...

Pues no te deprimas. Si yo lo digo todo con ironía... Aunque en el fondo sea verdad.