24 de mayo de 2006

Terra Mítica

En el instituto dicen que no paro, y en cierto modo tienen razón. El domingo volví de Francia, y hoy me he ido a Terra Mítica. No voy a decir que no quería ir, que me sentía obligado... porque en el fondo me apetecía ya que no he estado nunca. Pero, la verdad, a muchos les ha venido bien que fuera.

El lunes, nada más llegar al instituo, me buscan alterados mis alumnos tutorizados pidiéndome explicaciones de por qué no iban a Terra Mítica. Se hacía una excursión, y el tutor es el que tiene que encargarse de su grupo. Como yo no había estado, no se había movido nada. Les digo que volvieran a hablar conmigo después del recreo, para enterarme mientras de cómo iba la cosa. En el recreo me dicen los compañeros que organizaban la actividad que como tenían un autobús a mitad, a ver si podía llevar a mi grupo para llenarlo. Así que decido ir, y todos contentos. El único problema, que tenía 15 sitios y en mi grupo hay 29 alumnos.

A las 2, después de las clases, cojo a mi tutoría y les explico la situación. Les doy el papel de la autorización, y les digo que me la tienen que traer firmada y con el dinero en el recreo del martes, y no se iba a ampliar el plazo. Así van cogiendo ellos también responsabilidades. El orden de entrada iba a ser primero alumnos sin partes, y luego el resto, si quedaba sitio.

El martes, nada más llegar, me dice el vicedirector que hay una reunión en el recreo para hablar de la excursión, ya que vamos demasiados profesores (uno por grupo, pero al no ir completos no se cumple la ratio). Me pelo el principio de esa reunión, mientras cobro a mis alumnos. Al final consigo meter a 17, todos los que habían traído el dinero, porque quedaban huecos.
Al llegar a la reunión, me encuentro con que tres profesores se tienen que quedar, y son justamente los que habían organizado todo. Así que de rebote me endosan el control del viaje. Paso a ser el contacto oficial con la agencia.

El miércoles, a primera hora, en el instituto. Parece metira lo que hay que madrugar para entrar a las 8 y media. Toca contar el dinero y la gente. Dos alumnas de mi tutoría, que no habían pagado, intentan venir a última hora. Y resulta que el martes se había apuntado alguno más, y ya no quedaban huecos, así que no entran. Pero en vez de admitir que no pagaron cuando toca, y punto, resulta que viene toda ofuscada a quejarse la madre de una de ellas porque su hija no iba. Que por qué se había organizado tan tarde, que si por qué me había ido yo a Francia, que habían venido por la tarde del martes y yo no estaba (no tengo clase)... la cuestión es no admitir que su hija es la que se ha equivocado al no pagar a tiempo. Hasta que nos hemos ido ha estado quejándose con distintos profesores. Al final seré yo el malo.
En un momento ha habido un hueco (porque un alumno no venía que estaba enfermo), pero entonces la niña dice que no viene porque no se va a dejar a la amiga sola. Como diría Trillo: Manda huevos. Pero antes de irnos el enfermo ha venido, así que nada.

Una vez en Terra Mítica, todo bien. Hemos repartido las entradas y los vales de comida, y los niños libres hasta las 6. Y para variar, hasta las 6 y media no estaban todos. Pero bueno, al final, de vuelta para casa sin más problemas.

P.D.:Vaya rollo que me ha quedado :)

5 comentarios:

baudo dijo...

Te comes todos los líos... si es que en el fondo te encanta organizarlo todo :P

Qué pena que los niños se ofusquen, pero los padres... eso no tiene nombre ¬_¬u

Marta dijo...

Mr. George es todo un Willy Foc.

amalal dijo...

Aunque sea con un día de retraso. ¿Qué te ha parecido el parque? yo fui hace un par de semanas y estaba desangelado (aunque no veas como repeti en las atracciones :XD)

Perro del desierto dijo...

@baudo: lo que pasa es que al conocer a los padres te explicas muchas veces por qué los hijos son como son.

@amalal: el parque es bastante pequeño. Estaba bastante vacío (sólo había niños de excursiones). Pero como dices tú, así no hacemos tantas colas.

mari_jose dijo...

En tu instituto solo vais de viajes!!!