28 de abril de 2006

Las moreras

Las moreras son esos árboles tan bonitos, con hojas grandes que se caen en invierno y que se les dan de comer a los gusanos de seda. Estos árboles están bien en verano, porque dan mucha sombra. Sin embargo tienen un gran problema en la primavera: las moras.

Al principio de esta estación, le empiezan a salir las hojas. Y un mes después o así, empieza a dar su fruto. Es algo natural, ya que como todo ser vivo deben intentar reproducirse, pero las moras son un verdadero asco.

Cuando las moras ya están maduritas, empiezan a caer. La acera queda intransitable. Si las pisas, se te quedan las zapatillas sucias y acabas llevando a tu casa este apreciado fruto. Es como si chafaras una mezcla entre mierdas de perro y chicles. Y si aparcas el coche debajo, más vale que no te aprecies mucho la pintura.

Así es como queda la calle justo debajo de una morera

Si tenemos en cuenta cómo se llenan las ramas de moras, y el tamaño actual de los árboles de mi calle (que tras 25 años ya miden unos 10-12 metros), os podéis hacer una idea de cómo queda la acera. Deben caer kilos de moras por cada árbol. Esta situación dura un par de semanas. Después, las moras desaparecen.

La verdad es que no sé a qué incompetente del ayuntamiento se le ocurrió poner estos árboles. Espero que no supiera lo que traían detrás. Lo raro es que hay algunas moreras que no tiran moras. No sé si será porque son machos y hembras o algo así. Pero podían seleccionarlos, y así se evitaría el problema.

En mi patio, algún vecino se debió cansar de tanta mierda. Porque de repente, un año, el árbol que estaba justo en la puerta "se murió". Al año siguiente plantaron otro pequeñito. En cuanto llegó la primavera y dió cuatro moras, también se murió. Ahora tenemos el tercero. Por ahora no da fruto. No sé si porque es joven, o porque es de los que no tiene. Esperemos por su bien, que sea lo segundo.

4 comentarios:

baudo dijo...

Jajajajajaja XDDDD pobre arbolito...

La otra estrategia y recoger las moras y comértelas (antes de que caigan al suelo, no me seas guarro). Nosotros lo hacíamos de pezqueñines y están de vicio.

PD: Dice el dicho que lo que la mora roja mancha, la verde lo quita... siempre puedes frotar moras verdes por el capó...

Marta dijo...

Sí, y da gracias si no pisas unas tiernecitas sobre una hoja del arbol porque puedes verte por el suelo. ¿Nunca os habéis resbalado?

Perro del desierto dijo...

@baudo: yo nunca me las he comido, pero si las recogieran podían dar de comer a un montón de gente. Respecto a lo de frotar con una mora verde... tampoco lo sabía. De todos modos, yo guardo el coche en garaje :)

@marta: pues no me he resbalado. Yo creo que son más pegajosas que resbaladizas. Dependerá del tipo de suelo.

mari_jose dijo...

ayyyyyyyyyy q esa no es la moro q se ingiere!!