9 de junio de 2006

Empieza el Mundial

Ya está aquí el Mundial de Alemania 2006. Después de una inauguración un poco sosa, ha empezado a rodar el balón... y así seguirá hasta dentro de un mes. El Mundial acaba el mismo fin de semana que viene el Papa a Valencia. Seguro que a alguno se le planteará el dilema de ver la final, o a Benedicto XVI.

En lo deportivo, no voy a hacer muchos comentarios. Favoritos: Brasil y Alemania (que para eso juega en casa). Y España se quedará en cuartos, como siempre, y si es que llega.

El tema que más gracia me hace es el de la televisión. Por un lado, una empresa privada tiene los derechos de las retransmisiones. Después de que en el anterior mundial Antena3 fuera la primera televisión privada en retransmitir los partidos de España, viene la Sexta, un canal que no ve nadie, y se queda con los derechos para este mundial. Pero resulta que como en España funciona lo de Pan y Circo se creó una ley ex-profeso que dice algo así como que los partidos de fútbol de la selección nacional (entendiendo por eso la de toda España, no nos metamos en política) se deben dar por la tele y en abierto. Y lo llamaron "interés general".

Y aquí llegó el problema. Porque una de los requisitos era que se diera en toda España (en realidad en un 80%), pero la Sexta todavía no tenía la cobertura. Así que le vendió parte de los derechos a sogecable, para que pusiera los partidos en Digital+. Pero como esta cadena es de pago, seguía sin cumlir la ley, por lo que debía venderle los derechos a otra cadena generalista. Entonces se presentaron Antena3 y Tele5 para ofrecer los partidos de interés general. Pero como a la Sexta no le gustaban, acabó pactando con Cuatro (lo más lógico, ya que pertenece al grupo de Digital+ con el que ya había hecho negocios).

Para liar más la cosa, las dos cadenas rechazadas denuncian este último contrato (no sé en base a qué, si al fin y al cabo lo normal es que si tienes algo se lo puedas vendérse a quien te dé la gana). Y como era lógico, no les han dado la razón. Y por último, cuando todo parecía que se había calmado, llega la Sexta y se queja de la propaganda de Cuatro, que dice que para ver a España en el mundial ahora no hace falta cambiar la antena. Cosa que, todo sea dicho, es cierta.

Así que nos hemos quedado con una retransmisión doble de algunos partidos (no sé quién va a ver la Sexta si en Cuatro están Maldini y Maradona de comentaristas), y con todas las teles peleadas por el fútbol. Desde hace tiempo, el furbol más que un deporte es un negocio. Y todos, como borregos, a ver el Mundial por la tele.

6 comentarios:

Marta dijo...

Tendré que tragarme los partidos de países que ni sabía que existían por Toni que es un adicto al fútbol. Voy a comer más papas, palomitas, helado y cosas de esas que en toda mi vida jajaja, lo necesitaré para poder sobrellevarlo.

mari_jose dijo...

Me cago en el fútbo y ojalá se extinga.Es un foco de violencia y cavernicolismo.

baudo dijo...

Para llevar la contraria, yo voy a verlo encantado :D

Perro del desierto dijo...

Pues yo también creo que lo veré. Me acuerdo del de Francia 1998. Me tragué casi toda la primera fase, estudiando para el selectivo.

baudo dijo...

Por cierto, lo de siempre... hace 24 horas nos iban a tirar del mundial en la primera fase, y ahora somos candidatos a ganarlo... semos españoles :P

Perro del desierto dijo...

Ya veremos cuando nos toque uno fuerte en cuartos. Nos vendremos para casa.