20 de octubre de 2008

Paintball

Ayer fui a jugar a paintball con exalumnos, alumnos y profesores (en realidad una profesora) del Malilla. Fuimos a Torrente, a primera hora de la mañana, porque se ve que más tarde ya estaba cogido.
Al legar, te hacen firmar la aceptación de responsabilidad, diciendo que sabes que puedes sufrir heridas graves e incluso "la muerte" (lo dicen así), y que es tu problema si te pasa. Te equipan con mono, casco, gafas, guantes y protegecuello, te dan un arma una marcadora llena de bolas de pintura (inicialmente 200), hacen los equipos, y a pegarte tiros.
En el campo hay coches viejos, un autobús, y montones de ruedas de camión que sirven de parapeto donde esconderse. Además, como estuvo lloviendo el día anterior, estaba hecho un barrizal (menos mal que me he llevado las botas de montaña para cambiarme).
Hemos estado unas dos horas con distintos juegos. En todos ellos, si te dan dos tiros en el cuerpo o uno en la cabeza estás muerto y tienes que volver a la base para seguir jugando. En cada partida, el objetivo depende del juego. En uno había una bandera en el medio del campo, que el capitán del equipo debía coger y llevar a su base. En otro había que proteger al capitán ya que si moría el equipo perdía. Cuando se acababan las bolas, podíamos recargas más (teníamos pagadas 3 recargas de 100). Al final, con los que nos quedaban bolas hemos hecho un todos contra todos para acabarlas.
EL juego es divertido. Sudas un montón, acabas con el pelo manchado de pintura (ya que el casco tiene agujeros de ventilación), y con algunos moratones de los disparos de cerca (yo tengo 2 en las piernas, aunque también he hecho alguno). Hoy además, con barro hasta las orejas. Los 30 euros que cuesta hacen que no sea una actividad a la que ir todos los fines de semana, pero que se puede repetir de vez en cuando (al fin y al cabo más me gasté en la cena del instituto del viernes, y no por eso voy a dejar de ir a las cenas).
Si alguien quiere jugar una partida, que me deje una nota y le aviso la próxima vez que vaya.

4 comentarios:

Nodoyuna dijo...

La verdad es que nos lo pasamos muy bien. Tu y Sagra fuisteis los únicos valientes. A ver si hacemos una más adelante y se remedia la escasez de blancos móviles, estooo de profesores...

¿Te ha llegado a hacer herida algun pelotazo?

PS, evita usar el término arma, no lo es, en su lugar usa marcadora. Si de por si es un deporte que es fácil de demonizar, no usemos términos que faciliten la tarea.

Perro del desierto dijo...

Hecho lo de la marcadora. Respecto a los profesores, de vosotros depende convencer a alguno más. Y sí, tengo alguna pequeña herida (un morado de 5 cm de diámetro en el muslo derecho) que ayer me molestaba un poco al levantarme de la silla. Hoy solo me quedan agujetas.

Yi dijo...

haber si para navidades podemos hacer otra que tambien se apunta Nestor, el de castellano.
Yo tengo unos 5 heridas y 1 que jode mucho en la pierna derecha tambien.

sagra dijo...

A mi me duele la bola que casi me deja sin un ovario. Lo demás está morado, pero va remitiendo.
Con el Paintball me he dado cuenta que me gusta liderar los grupos y organizarlos... bueno me había dado cuenta antes, pero me ha molado ponerlo en prática. También me he dado cuenta que soy una derrochadora de bolas.
Prometo que la próxima vez seré más conservadora con las bolas, si fuera una batalla real, hubiera llevado a la ruina a mi país. Para el próximo paintball a mí me dáis una bayoneta...