9 de octubre de 2008

Accidente en el parking de Naranjos

El martes tuve un accidente en el parking de la Universidad, en Naranjos. En realidad el accidente lo tuvo mi coche, yo no estaba dentro.
Los martes acabo a las 14:30 en Villar, me quedo a comer allí (en el comedor del instituto), y luego me voy directo a clases. Como es lógico, llego tarde (imposible estar a las 3 y media, ya comido, en la universidad), y como ya han empezado las clases, no hay sitio para aparcar el coche (el que haya estudiado en Naranjos, sabrá la locura que es el parking de Ramon Llull, sobre todo ahora que han cerrado una parte para hacer la facultad de Magisterio).
Así que lo dejé en doble fila, separado de los aparcados porque estaba claro que lo iban a empujar.

Después de dos clases, en un descanso, se me ocurrió bajar a aparcar el coche bien, porque seguro que como era tarde habrían sitios libres. Al llegar, encontré el coche a unos 15 metros, y con una bonita raya blanca en el lateral de rueda a rueda, en el lado en el que estaban los coches aparcados. Mientras miraba mi bonita raya, apareció una chica bastante preocupada. Se ve que era la dueña del coche con el que había rozado el mío. Se ve que se acababa de sacar el carnet (luego vi en el parte que tenía 18 años), y que su padre se la iba a armar por la raya del parachoques (en realidad solo se había ido la pintura).
Aunque no me hacía especial gracia, al final rellenamos un parte amistoso explicando la situación, con 3 ó 4 llamadas a su padre porque no se aclaraba con los datos del seguro ni para rellenar el parte.

Ayer fui a entregar el parte, y aproveché que lo tengo a todo riesgo para decir que arreglaran todas las pequeñas rayas que tiene (sobre todo en las 4 esquinas de los parachoques). Ahora solo tengo que esperar a que me llame el perito para tasar y poder dejarlo en el chapista.

Lo malo es que tendré que seguir aparcando allí los martes, o dejarlo más lejos y llegar más tarde. Pero es lo que hay.

2 comentarios:

proctor dijo...

Pues por otra parte suerte que era novata; la mayoría de energúmenos se larga sin remordimientos

amalal dijo...

que raro que fuera una tía!!!!