8 de octubre de 2007

Policia local incompetente

Ayer fue la V volta a peu a Ciutat Vella, la octava prueba del III Circuito de la ciudad de Valencia. La salida era en la Av. Barón de Cárcer, y después de 5 Km por el barrio del Carmen se volvía al punto de salida.
Como en todas las carreras, lo más complicado es aparcar el coche (ya sé que se puede ir en transporte público, pero eso obliga a levantarse todavía más pronto y no es plan). Al entrar con él en Barón de Cárcer y llegar al punto marcado con una X, la calle ya estaba cortada con el montaje de línea de meta, y un amable policía local te enviaba hacia la derecha (única opción posible, ya que la izquierda era dirección prohibida). Una vez en esa calle, además de no encontrar sitio, todas las opciones de giro legales te enviaban de nuevo al punto inicial.

Así pues, te encontrabas con un bucle infinito (como el que vio vesbrinet en el metro). Al volver al principio, y comentárselo al amable policia, su respuesta fue que "los demás habían podido salir" y la única solución que me daba era que me metiera por dirección prohibida (así me gusta, promoviendo ir contra el código de circuilación). Si el amable policía, o su jefe (porque en realidad era un joven pringadillo), hubiesen pensado un poco, habrían evitado el problema. Lo más fácil hubiera sido cortar la calle de la izquierda y dejar girar por ahí. Al fin y al cabo, mejor que no vinieran más coches por esa calle porque se metían en el bucle infinito. Al final acabé entrando por una de las calles peatonales, ilegalmente, y aparcando en el carril bus.

Después, la carrera, fue bastante bien, aunque hubo problemas en los giros por el Carmen, y parte de los corredores se metieron por donde no era. Mi tiempo, 5 Kilómetros en 21 minutos, bajando respecto a la última de la misma distancia y acercándome al objetivo de 20 minutos. La clasificación se puede ver aquí.

Después de la carrera, al coger el coche volví otra vez al punto inicial, con la calle todavía cortada y el amable policía obligando a girar. Esta vez ni siquiera me paré a decirle nada. Directamente me metí por una dirección prohibida hasta que salí a Guillem de Castro para volver a casa. No creo que se hubieran atrevido a multarme, a mí, y a los 4 coches que se metieron detrás. Al fin y al cabo, sólo hacía lo que me había recomendado antes.

2 comentarios:

baudo dijo...

Tenías que haber ido corriendo a la carrera y así ya vas calentando

Perro del desierto dijo...

Sí, pero ir desde mi casa, correr y volver, son casi 20 kilómetros, que yo vivo lejos del centro. Y no estoy todavía preparado para eso.
En la del Cabanyal seguramente sí que lo haga :).