22 de octubre de 2006

Vaya semanita

Lo malo de tener en una semana dos días de fiesta, es que pasa muy relajada, y la siguiente se hace muy larga. Todavía más si arrastras un resfriado que no hay manera de que se vaya.

Para acabarlo de arreglar esta semana teníamos las evaluaciones iniciales. Nos juntamos todos los profesores del grupo, pero en vez de poner notas como en el resto de evaluaciones, hablamos de cómo van los alumnos en cada asignatura. El problema de los que damos una optativa es que tenemos pocos alumnos de cada grupo, y en el caso de informática, los que dan problemas no suelen llevarla (porque se matriculan en septiembre y ya está llena). Así que te toca tragartelas casi todas (los tres días), y te aburres más que otra cosa. A mí me gusta llevarme las orlas, para ver la cara de los que no conozco. Así cuando me los encuentro en una guardia, por los pasillos o en el patio, ya sabes de qué pie cojea cada uno.

También he estado liado con papeleos, porque voy a coger una plaza de asociado en el poli para dar unas prácticas. Parece mentira, pero hay que presentar más cosas que para hacerte funcionario. Y por si fuera poco, también tuve que ir a Gandía (donde daré las prácticas) para ir preparándolas. Otra tarde perdida.

Por lo menos el fin de semana ha estado bien. Sábado examen en Elche del último curso que hago en el CEFIRE (el último hasta que haga otro), con comida incluida. Después visita al apartamento para estirar las piernas. Y para acabar cena con los amigos. Y el domingo a descansar, que ya toca.

Lo mejor de todo, ya estoy casi curado del resfriado. Y menos mal, porque esta semana también se va a hacer larga. 4 tardes en Gandía hasta las 9. Pero con la salud al 100%, no es problema. He tenido épocas de más trabajo, y aquí estoy.

1 comentario:

amalal dijo...

Sigo haciendo memoria y no consigo acordarme de la impresión de entradas, así que supongo que tendré que acudir a otra persona (J.M.) a ver si es verdad que he olvidado una parte de mi vida :XD